HABE

El Gobierno Vasco firmará sendos acuerdos con diversas entidades para poder seguir entrenando el traductor automático neuronal "ITZULI" (Consejo de Gobierno 11-10-2020)

Fecha de publicación: 

fotoconsejo.jpg
  • Las entidades firmantes compartirán sus corpus lingüísticos con el Gobierno Vasco 

El Consejo de Gobierno de hoy ha dado luz verde a la firma de acuerdos, con distintas entidades, para que compartan sus corpus lingüísticos de modo que sea posible seguir desarrollando el traductor automático neuronal “ITZULI”.

El Gobierno Vasco puso a disposición de la ciudadanía el traductor automático neuronal en septiembre de 2019 y permite realizar traducciones euskera → castellano/castellano → euskera, francés→ euskera/ euskera→ francés e inglés→ euskera/ euskera→ inglés. Su sistema, basado en redes neuronales, utiliza la inteligencia artificial y necesita entrenamiento para aprender. Para ello hacen falta grandes corpus bilingües, esto es, unidades de traducción de calidad. Con tal fin, y en cumplimiento de su compromiso por integrar el euskera en las Tecnologías de la Información y la Comunicación y, en general, en el Entorno Digital, el Gobierno Vasco firmará sendos acuerdos con diversas entidades. De ese modo, las entidades firmantes compartirán con el Gobierno Vasco los corpus lingüísticos que han desarrollado y que desarrollarán en el futuro.

El departamento de Cultura y Política Lingüística tiene previsto firmar acuerdos con las siguientes entidades:

  •  Euskal Herriko Unibertsitatea/Universidad del País Vasco
  • Jakinbai-Laneki (asociación para la promoción y mejora de la Formación Profesional)
  • EIZIE (Euskal Itzultzaile, Zuzentzaile eta Interpreteen Elkartea)
  • EITB
  • Distintas editoriales

Todas esas entidades cuentan con corpus en euskera interesantes: corpus literarios, traducciones o material para Formación Profesional. Estos convenios facilitarán mejorar el traductor automático neuronal y, por tanto, perfeccionar la calidad de las traducciones.  Además, se obtendrán modelos adecuados y fiables que sirvan para entrenar al traductor automático y, por último, se garantizará que el proceso de compartir los corpus multilingües que van a proporcionar se realice de forma adecuada, ordenada y continuada.

Los acuerdos para compartir corpus lingüísticos tendrán una vigencia de 4 años, prorrogables otros 4 si ambas partes muestran su voluntad para ello.