HABE

Uso de términos incomprensibles

Ilustración del post

autoría: Urtzi Barrenetxea Iparragirre, 

El vocabulario que utilizamos en nuestros textos es un factor crítico a la hora de producir textos comunicativos. Puede decirse que el esfuerzo para aplicar las medidas de mejora que reivindicamos en este blog (proceso difícil en ocasiones), resultará inútil si no prestamos la debida atención al léxico utilizado en el texto.

Una primera recomendación para determinar el vocabulario adecuado de un texto es caracterizar al lector-tipo de nuestro texto. Si bien es cierto que en la red cualquier persona puede acceder a nuestra página web, la mayoría de los contenidos tienen un tipo de destinatario determinado. Por lo tanto, figurarnos el perfil de quienes van a leer nuestros textos resulta de gran ayuda. Una vez representado ese posible destinatario, la recomendación general para elegir las palabras es utilizar palabras concretas y conocidas.

En general, prestamos poca atención al vocabulario y a las consecuencias derivadas del léxico utilizado en los textos administrativos. En este sentido, tendemos a abusar de los términos técnicos o de las expresiones del ámbito, las utilizamos basándonos en criterios de precisión sin darnos cuenta del efecto en la comunicación. No nos percatamos de que lo que se considera lenguaje común para quienes trabajamos en la administración puede resultar incomprensible para la mayoría de los lectores. Por ejemplo, optamos por formulismos como "de acuerdo con la afirmación contenida en la solicitud del interesado" en lugar de expresarlo de un modo más cercano al lenguaje común: "Como usted ha señalado en la solicitud”.

Defender el uso de palabras conocidas no significa eliminar toda palabra técnica de nuestros textos. Al respecto, debemos considerar la condición del lenguaje administrativo, ya que nuestros textos muestran una base jurídica notoria y la influencia de este campo de conocimiento es inevitable en la expresión de los términos. De modo que resultan habituales formas concretas y breves para referirse a conceptos técnicos; elementos que forman parte de una terminología concreta.

La terminología posee un aspecto positivo evidente se trata de la capacidad de expresar todo significado conceptual unívoco en una sola palabra o mediante expresiones breves. Por lo tanto, deberíamos apostar por este tipo de términos concretos en nuestros textos, ya que, además de mejorar la exactitud de los textos, garantizan la seguridad jurídica de los contenidos.

Podemos concluir que la elección del vocabulario adecuado para un texto nos conduce a una paradoja: por un lado, debemos utilizar palabras técnicas concretas, porque el contenido de los textos nos lo exige y, además, permiten elaborar textos más breves; pero, por otro lado, para muchos destinatarios estos términos resultan desconocidos debido al bajo nivel de conocimiento del procedimiento administrativo.

Si consideramos imprescindible la presencia de algún término técnico debido a la precisión semántica que ofrece, podemos mejorar la inteligibilidad del texto utilizando tres técnicas. Todas tienen el mismo objetivo: dotar al contenido de la suficiente precisión y, al mismo tiempo, facilitar que las personas receptoras comprendan los textos.

 

Sinonimia

Tras un término concreto, se puede ofrecer una compensación de lenguaje común más comprensible para los receptores, presentada entre paréntesis.

Siga estos pasos para interponer un recurso de alzada.

Siga estos pasos para interponer (presentar) un recurso de alzada.

  

Paráfrasis

El significado del concepto técnico puede explicarse mediante una frase más fácil de comprender.

Si su solicitud no reúne los requisitos establecidos en la norma de la convocatoria, el órgano competente le requerirá que la subsane en el plazo de 10 días. De no hacerlo, la Administración supondrá que ha desistido de su solicitud.

Si su solicitud no reúne los requisitos necesarios, la Administración le requerirá que la subsane; es decir, le pedirá que presente los documentos necesarios. Tiene un plazo de 10 días para ello. Si no los presenta, la Administración entenderá que ha desistido de su solicitud; esto es, que no quiere seguir con los trámites de la solicitud.

 

Definición

Para clarificar conceptos complejos, se pueden utilizar explicaciones a modo de notas.

No estar incurso en cualquier procedimiento de reintegro o sancionador que… […]

No estar incurso en cualquier procedimiento de reintegro o sancionador que...

     Incurso significa que ha cometido una falta por la que…

 

Por lo tanto, si percibes alguna posible dificultad de comprensión de alguna palabra por parte de los destinatarios, procura aclarar lo antes posible su significado. Lo más adecuado es mostrar un sinónimo más conocido o una breve explicación a continuación del término “conflictivo”.