HABE

euskadi.eus

  1. Acceso
 

El Servicio para la Garantía de los Derechos Lingüísticos-Elebide registró 346 incidencias en 2017, 230 menos que el año anterior

Fecha de publicación: 

Elebide_1.jpg
  • En 289 casos se trató de quejas y el 98 % de éstas (283) estuvo relacionado con la vulneración del derecho a utilizar el euskera.

Vitoria-Gasteiz, 18/07/2018

El Gobierno Vasco ha aprobado esta semana la memoria de 2017 del Servicio para la Garantía de los Derechos Lingüísticos-Elebide. Según han indicado desde el Departamento de Cultura y Política Lingüística, en 2017 se registraron 346 incidencias relacionadas con la vulneración de los derechos lingüísticos de la ciudadanía, 230 menos que el año anterior. Un total de 289 de aquellas incidencias fueron quejas, y en el 98 % de las mismas (un total de 283 quejas) la vulneración se produjo en relación al euskera (el o la ciudadana no pudo hacer efectivo el uso del euskera); en 6 de los casos la vulneración se produjo en relación al castellano. El 83 % de las quejas (241) tuvo lugar en el ámbito público, mientras que el 17 % (148 quejas) se produjo en el ámbito privado.

El Servicio para la Garantía de los Derechos Lingüísticos-Elebide comenzó a funcionar en 2007 con el fin de ofrecer información y asesoramiento en torno a los derechos lingüísticos a las y los ciudadanos que así lo solicitasen. A pesar de que en los años 2015 y 2016 se produjo un significativo aumento de las incidencias registradas (789 y 576, respectivamente), en líneas generales el número de incidencias gestionadas anualmente se ha mantenido estable. El 86 % de las incidencias tramitadas en 2017 fueron quejas por vulneración de los derechos lingüísticos, mientras que el resto fueron consultas (2), sugerencias (4) y solicitudes (29)

Las quejas, por ámbitos

El 83 % de las quejas (241) correspondieron a vulneraciones acaecidas en el ámbito público; y el 17 % (48), al ámbito privado. En el caso de las administraciones e instituciones públicas, el 53 %, un total de 127 quejas, fueron dirigidas al sector público de la Comunidad Autónoma de Euskadi, lo que supone 148 quejas menos que en el año 2016. En lo que respecta a estas quejas, 39 fueron dirigidas al Gobierno Vasco y 88 a entidades y sociedades públicas dependientes del Ejecutivo. La mayor parte de las quejas relativas a entidades y sociedades públicas tuvieron relación con Osakidetza (64 quejas, frente a las 208 que recibió el año anterior) y Lanbide (10 quejas). Al margen del sector público vinculado al Gobierno Vasco y sus entidades o sociedades públicas, 22 quejas estuvieron vinculadas al ámbito de la administración de las diputaciones; 51 quejas se refirieron a las administraciones locales; 25 quejas interpelaban a la Administración General del Estado; y 16 quejas a otro tipo de instituciones públicas (en la mayor parte de los casos se trató de entidades participadas por más de una institución como el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, el BEC o Metro Bilbao).

Las 48 quejas relacionadas con el ámbito privado se dividen de la siguiente manera: 14 tuvieron que ver con servicios generales de la actividad privada; 11 con el comercio; 10 con la cultura y el ocio; 5 con el campo de las finanzas y los seguros; 2 con las enseñanza; una con la hostelería; y, finalmente, 5 tuvieron que ver con otro tipo de campos. Las quejas hacen referencia tanto a entidades y asociaciones sin ánimo de lucro como a entidades y empresas profesionales. A la hora de admitir a trámite las quejas se tuvieron en cuenta los siguientes textos legales publicados con el fin de garantizar los derechos lingüísticos en el ámbito privado: la Ley 6/2003, de 22 de diciembre, de Estatuto de las Personas Consumidoras y usuarias y el Reglamento 123/2008, de 1 de julio, sobre los Derechos Lingüísticos de las Personas Consumidoras y Usuarias. En dichos textos legales se establece qué entidades o empresas están obligadas por ley y cuáles son los derechos lingüísticos que deben garantizarse.

Tipología de las quejas

Las 289 quejas tramitadas en Elebide a lo largo de 2017 se clasifican en cuatro grupos: vulneraciones acaecidas en relaciones escritas, vulneraciones relacionadas con comunicaciones orales, vulneraciones detectadas en el paisaje lingüístico (rótulos, señalización...) y, finalmente, las producidas en Internet y en las redes sociales. En lo que a las relaciones escritas se refiere, se recibieron 108 quejas para denunciar, en la mayoría de los casos, la utilización exclusiva del castellano por parte de la administración a la hora de comunicarse con la ciudadanía. Respecto a las comunicaciones orales, en las 42 quejas la ciudadanía denunció la conculcación de su derecho a ser atendida en euskera. Además, en 27 casos se denunció la vulneración de los derechos lingüísticos, tanto de forma oral como escrita.

Las quejas relacionadas con el paisaje lingüístico alcanzaron en 2017 la cifra de 84 quejas. Éstas, básicamente, tienen su origen en carteles expuestos al público y redactados exclusivamente en castellano: rotulación vial de obras y señales de tráfico; además, en 5 casos se evidenció que la vulneración por parte de alguna institución tuvo que ver tanto con la relación con la ciudadanía como  con el paisaje lingüístico. Por último, las vulneraciones acaecidas en Internet y en las redes sociales alcanzaron la cifra de 23, dos quejas más que en el año 2016.

Situación de las incidencias

De las 334 incidencias tramitadas por Elebide en 2017, esta primavera estaban cerradas 328. En 317 casos se remitió al ciudadano o ciudadana la respuesta enviada por la entidad infractora; y en los otros 11, el cierre de la incidencia, al no haber recibido respuesta alguna por parte de la entidad. Las restantes 6 incidencias continúan aún en periodo de tramitación y seguirán su curso a lo largo de este año.

Respecto a las quejas, 283 están cerradas y las restantes 6 se encuentran en periodo de tramitación. En lo que se refiere a las 12 consultas recibidas, a finales del año todas se encontraban ya cerradas. Cabe recordar que, cuando se recibe una consulta, Elebide la estudia y recaba la información complementaria que estime necesaria. Una vez elaborado el informe, el mismo se remite a la persona solicitante y, previa conformidad, se cierra la incidencia.

En cuanto a las 4 sugerencias presentadas, todas están ya cerradas. Ante una sugerencia, Elebide la remite a la institución destinataria para que reflexione sobre la misma y dé una respuesta o elabore el informe correspondiente. En el momento en que Elebide recibe dicho informe, se lo comunica a la persona que presentó la sugerencia, y, en caso de que ésta no disponga lo contrario, se procede al cierre de la misma. Durante 2017 se registraron 29 solicitudes y todas se encuentran cerradas.

Finalmente, en lo que concierne a las quejas, existen tres posibilidades: que hayan tenido una resolución satisfactoria, es decir, que el problema se haya resuelto o que se encuentre en vías de solución; lo contrario, una resolución insatisfactoria (insatisfacción por parte del ciudadano o la ciudadana, o no respuesta por parte de la entidad); y, finalmente, que se entienda que no se ha producido una vulneración de derechos lingüísticos, siempre de conformidad con la normativa vigente. Así, el 89 % de las 260 quejas en las que se constató infracción de las normas se resolvió de manera satisfactoria

Forma de presentación

En cuanto a la forma de presentar las incidencias, 224 (65 %) se presentaron a través de la página web y 109 (31 %) mediante correo electrónico. Así, el 96 % de la ciudadanía utilizó la vía telemática, y el restante 4 % optó por otros canales. En lo relativo a estos últimos, se recibieron 7 incidencias por teléfono, la misma cantidad que en el 2016, y 2 por correo ordinario, 15 menos que en el ejercicio anterior. Además, 4 incidencias se presentaron mediante el servicio Zuzenean del Gobierno Vasco.

Durante el año 2017 el 92% de la ciudadanía que se dirigió a Elebide (318 casos) eligió el euskera para relacionarse con el Servicio; y el 8% (28 casos), el castellano. Respecto a estos últimos, 7 se refieren a consultas realizadas en relación con la normativa sobre derechos lingüísticos, y los restantes 21 casos fueron quejas (si bien en 13 de ellas se denunció la vulneración del derecho a usar el euskera). Las mujeres presentaron el 21 % de las incidencias recibidas en Elebide en el 2017 (74 incidencias), y los hombres el 79 % (272 incidencias).

 

 
Euskadi, bien común